¿Luchar contra el paso del tiempo ?

El cuidado de la piel ya no es algo meramente femenino, son muchas las marcas que se inclinan a tomar consciencia sobre el escenario masculino. Te acercamos algunas recomendaciones para lucir la piel más rozagante e hidratada acorde a tu edad.  

Por: Matías Irala / Fotografía Abraham Sraya

Cada vez son más los hombres que incorporan una rutina de cuidado facial a su día a día. Sin embargo, a veces nos encontramos con la sorpresa de que existe una infinita variedad de cremas, procedimientos y marcas para el tratamiento del mismo. Habituado a ser más pragmáticos con nuestro hábito diario, ¿cuál es la manera adecuada de cuidar nuestra piel sin entrar en conflicto?

Por lo general esperamos que las cremas sean de rápida absorción, invisibles y de procedimiento instantáneo. El confort es un sinónimo anclado al escenario masculino, conscientes de que no es una actividad a la cual se destine mucho tiempo.

Los hombres tienden a producir un 75 % más de sebo, es decir, su piel es mucho más grasa. Aunque esto puede variar de acuerdo a las cuestiones climatológicas, tiende a ser una piel con poros abiertos o problemas de acné que, aunque son más propensos en la adolescencia, puede persistir en la adultez.

Otro tema poco debatido, es la exposición solar sin protección. Si bien los hombres tienden a envejecer de manera más gradual, una vez que ocurre el cambio es muy brusco por lo que es necesario cuidar ese aspecto para no padecer un envejecimiento prematuro.

Cronología del cuidado

De 20 a 35 años

El principal cuidado durante este tiempo se reduce a prácticas de higiene facial y cuidado después del afeitado. Durante esta franja de edad la piel masculina mantiene plenamente la juventud, pero presenta problemas de exceso de grasa.

En la zona T (frente, nariz y barbilla) es donde más se suele producir sebo, por lo que aflora el acné especialmente después del rasurado. Para contrarrestarlo se debe exfoliar dos veces por semana para eliminar las células muertas y preparar la piel para el afeitado.

De 35 a 45 años  

A partir de los 35 comienzan a aparecer los primeros signos de envejecimiento de acuerdo a las agresiones externas. Suele concentrarse en el contorno de ojos y boca, por lo que los tratamientos irán destinados a paliar líneas de expresión y marcas oscuras producidas por el sol en esta zona.

En esta franja, es muy acertado usar cremas anti ojeras esto ayuda a contrarrestar los signos de fatiga, disimulando las ojeras y deshinchando las bolsas situadas bajos los ojos. Los productos con sistemas roll on o aplicadores son los más prácticos.

Alrededor de los 40 es bastante recomendable comenzar a usar serum o crema hidratante para hombre que nos permita retrasar la aparición de arrugas que suelen aparecer con mayor amplitud en este período. La piel comienza a perder colágeno  por lo que es recomendable buscar cremas que tengan este componente como ingrediente, además de llevar un dieta rica en proteínas y vitaminas.

Más de 50 años

A partir de esta edad la flacidez comienza a convertirse en arrugas muy visibles y a manifestarse manchas propias de la exposición solar. Los cuidados durante de este período estarán abocados a buscar cremas que ayuden a suavizar las líneas de expresión, además de despigmentantes faciales para las manchas.

¿Fórmula Mágica?

Si bien numerosos son los tratamientos estéticos e incluso quirúrgicos para hacer frente al envejecimiento, no existe aún fórmulas mágicas que ayudan a tener la lozanía natural de los primeros años. Lo más recomendable es comenzar con el cuidado facial lo antes posible, para lucir una piel radiante y atractiva de acuerdo a tu edad.