¿Por qué no ves resultados en tus entrenamientos?

Basta de dietas. Controla la mente y logra los cambios que deseas. Aprender a conocernos para evitar frustraciones. Organización y éxito asegurado.

por Esteban Perdome / Fotografía Abraham Saraya / Modelo Willian Adam

Muchas veces el sonido de la alarma que nos despierta en las mañanas puede ser aterrador. Sabemos muy bien que odias ese sonido, y que vas a comenzar a hacer que no lo oyes. Pero, ahí está nuevamente, recordándote que debes moverte, que es el momento más difícil en el cual debes tomar una decisión: Si comienzas con el cambio hoy, o lo dejas para mañana. Y es en ese instante en el que piensas…..”mejor mañana”, pero… quizá el mañana ya no exista.

Sabemos que odias tu nueva dieta, sabemos odias tus rutinas eternas en el gimnasio, y sobre todo, sabemos que odias los lentos y escasos resultados que están generando en tu cuerpo. Sumado a las altas frustraciones que está causándole a tu mente, a tu espíritu ganador que nació el día uno y
que ya en la segunda semana fue acabado por el sacrificio inmenso y sin frutos que está tocándote pasar.

Ahora bien, ánimo porque no todo está perdido, o, mejor dicho, absolutamente nada está perdido. Porque te aseguramos que el día en el que realmente tomes la decisión de amigarse con tu cuerpo, con tu organismo, e iniciar un nuevo camino en el cual aprendas a escucharlo, a saber cómo funciona. Cuando aprendas a quererlo, valorarlo, respetarlo, y asimilar que cada cuerpo es un mundo aparte. Vas a poder diseñar un plan, que te lleve a concretar los grandes resultados que buscas, sin la necesidad de someterte a dietas extremas o a excesivas horas de entrenamiento.

Para empezar, debemos comprender que la palabra DIETA no debe existir en nuestro diccionario de cambios, mejor utilizar la frase ALIMENTACIÓN SALUDABLE, y esto significa ser generadores de un cambio total y eterno a la hora de comer, pero este tema vamos a desarrollarlo aún más en nuestra próxima nota.

Otro punto de suma importancia, es el exceso de entrenamiento y las malas elecciones a la hora de diseñar nuestras rutinas en el gimnasio. ¿Quién dijo que más horas de entrenamiento son el único camino para conseguir bajar de peso o ganar más muscular? ¿Quién nos enseñó que sólo se llega a la pérdida de peso mediante ejercicios cardiovasculares? Si bien es cierto que son muy buenos como acople para nuestros objetivos, no son la clave “universal” para tener el cuerpo que siempre soñaste. Porque, queridos amigos, les aseguro que el cuerpo “soñado” NO existe, simplemente existe el cuerpo sano, saludable que se genera con muchísima paciencia, dedicación, y conocimiento. Pero claramente no, pasando horas diarias encerrados en la caminadora.

Ahora bien, seguramente te preguntaras, cómo hago entonces, si no es estando más de dos horas mínimo diarias en el gimnasio. Muy sencillo, lo que debes hacer es incorporar en tu diccionario de cambio la palabra BALANCE, porque nada, absolutamente nada que fuerce los procesos, que te haga sentir mal, va a llegar a buen puerto.

Por lo tanto, intenta ser organizado, cuida tu tiempo, hazlo rendir al máximo, y entiende que la clave va a estar en planificar un sistema de entrenamiento que vaya de la mano con uno de alimentación, y que entre ambos no excedan tu bienestar mental y físico. ¿Cómo lo haces? Con los siguientes tips:

1- Tomate una hora de tu fin de semana para poder planificar tu rutina semanal

2- Divide los músculos de tu cuerpo y escoge cuatro ejercicios para los músculos más grandes y tres ejercicios para los más pequeños (Te aseguramos que si entrenas a conciencia, respetando tiempos y no dejando de ir al gimnasio, con esto va a ser suficiente). Lo importante es que esa rutina no debe llevarte más de cuarenta minutos, entonces a ser organizado con los tiempos, principalmente alejados de las distracciones y con una franja de descansos que no superen los treinta segundos entre cada serie.

3- Ejecuta ejercicios cardiovasculares con variantes de tiempo e intensidad, alternando cada día. No todo se trata de estar cuarenta y cinco minutos arriba de la caminadora, puedes hacer saltos en la cuerda un día, salir a andar en bicicleta, correr en un parque, etc. Lo importante es que no se va a tratar de hacer cardio para bajar de peso, simplemente va a ser porque lo disfrutas y ayuda a tu organismo. Por ende, tienes total libertad de hacerlo cuando tú quieras, el tiempo que tú quieras. Eso sí, mínimo hazlo tres veces a la semana.

4- Planifica cada día de tu semana armando un menú de comidas en el cual si o si incluyas variantes saludables (Eso significa que escojas productos que te garanticen todos los nutrientes necesarios, para recuperar, fortalecer y hacer crecer tus músculos)

5- Regálate entre dos a tres comidas semanales que tu escojas. Si, lo que tú quieras. Pizzas, hamburguesas, refrescos, cerveza, vino etc. Lo que si debes entender es que debes tener un control estable de tus porciones. Disfrútalas porque tu organismo y tu salud mental lo necesitan.

6- Descansa, es muy importante que respetes las horas de sueño. Recuerda siempre que mínimo debes dormir entre seis a ocho horas diarias.

Ahora si, les recomendamos que comiencen a implementar todos estos tips a su vida diaria, y les prometemos que sin lugar a dudas verán resultados extraordinarios, no sólo en su apariencia física, sino también en su organismo interno y principalmente en su salud mental.

!!!!!!!!MANOS A LA OBRA!!!!!!!